Resistiré!!

Resistiré!!
"Resistiré, y no podrán doblegarme. Resistiré, me han hecho inmune al dolor. Resistiré, me mostraré sin complejos. Resistiré, soportaré su presión!!"

Datos personales

Mi foto
Un ilustre tipo, con ideales, loqueras y utopias, listo para observar, aprender y ser....

jueves

Me hizo recordar...

Por algún motivo, hoy recordé mi adolescencia.
Era una adolescente rebelde, rebelde a mi manera, con muchos sueños y metas, y ganas sobradas de cambiar el mundo, de comérmelo de un bocado, de alcanzar mis sueños a lagrimas y sangre, de hacer mio el sufrimiento de otros y luchar por eso, por ser mejor persona y por conseguir un mejor mundo.

Me hizo recordar, aquel impulso de ir siempre contra las reglas, de romper reglas, de saltarme a la autoridad, de demostrar que era muy "chingon", muy a mi modo, de retar a mis padres, maestros, incluso a la policía, de que yo era mas chingon y de que iba a llegar muy, muy lejos.

Recordé el valemadrismo que me caracterizaba, el no pensar en las consecuencias y "vivir el momento", mejor era pedir perdón, que pedir permiso. Hacer y deshacer, el chiste era no quedarme con las ganas, ¿Que que pensaban de mi? Me valía madre, que pensaran de mi lo que quisieran, profesores, vecinos, muchachas, amigos, no me importaba, con que yo me sintiera a gusto, estaba bien.

Era un soñador, soñaba con alcanzar grandes cosas, pero no materiales, soñaba con reconocimiento, no con fortuna, soñaba con alcanzar la gloria y el reconocimiento por mis hechos, con dejar mi huella en la historia, y después, un hogar, una esposa, muchos, pero muchos hijos. No me imaginaba vivir en la riqueza o en la pobreza, solo en un hogar atascado de amor.

Recuerdo mi sed y hambre desesperada de aprender. Consumía libros sin cesar, no me importaba de que eran o que tema trataban, si eran de superación personal, novelas, cuentos, criticas, o hasta libros religiosos, todos los leía durante el día y a veces durante la noche, sin poder dormir hasta terminar el libro, hasta saber mas, hasta saberlo todo.

Llegue a odiar el sistema, ¿por que mi padre no podía pasar conmigo el domingo? Por que su jefe le había dicho que tenia que trabajar. Mi padre me explicaba, que el dinero y el trabajo eran necesarios, no para lujos, simplemente para comer. Pero en mi mente de adolescente, eso no era entendible, siempre le dije que cuando yo tuviera hijos, mandaría a chingar a su madre al jefe y no trabajaría ni un solo domingo, que esos eran para estar con la familia. Todo era culpa del maldito sistema capitalista, sistema ineficiente del que leía mucho en mis libros.

Le asegure a mi madre que yo nunca tocaría a mis hijos, que no les daría ni un golpe. Los golpes eran para los animales, mis hijos crecerían entre palabras, razonamientos y amor. Que jamas seria como ellos, que jamas cometería sus errores, que jamas me arrepentiría por lo dicho o hecho, que yo siempre tenia la razón.

Quería ser un hippie, rodar por el mundo, perderme entre las multitudes de gente desconocida. Vivir en soledad, hasta conocer al amor de mi vida y formar aquella familia de mis sueños. Familia que formaría en algún lugar alejado, sin TV, leyendo y escuchando ska y reggae, y enseñando a mis hijos el amor por la tierra, por los animales y un poco de desprecio por sus semejantes, por los que están matando a nuestra madre tierra.

Pero el tiempo corre, muchas cosas aun siguen en pie, aun las pienso, aun las veo, aun las quiero alcanzar. Otras, el tiempo me hizo comerme mis palabras, así de amargas como las dije, ahora las tengo que tragar. Sera que en el corazón aun guardo a aquel adolescente soñador, que vestía pantalones rotos y playeras de los Ramones, y hoy se mira con corbata, en un escritorio trabajando frente aun computador, sintiéndome como un burócrata de esos que tantas veces critique. Ahora entiendo razones, las que antes no entendía, las razones de mi madre, de mi padre, de mis profesores, ahora las entiendo y hasta las practico.
Pero hay otras que no entenderé y que no quiero entender, que no caben en mi vida, por que aun tengo camino que trazar, por que aun voy a alcanzar ese sueño que hoy veo mas distante, pero a sudor, sangre y lagrimas, lo alcanzare.
Hoy tuve la oportunidad de conocer a un adolescente, un adolescente igualito a mi, igualito a mis recuerdos, con todo lo que describí y me hizo verme de nuevo con 17 años, me hizo revivir al adolescente que aun vive en mi, pero que guardo por las mañanas cuando me voy a trabajar.
Me hizo recordar tantas cosas ¿sera que todos los adolescentes somos iguales?

Saludos y buenas vibras...

7 comentarios:

  1. Todos los adolescentes somos iguales pero diferentes.
    A lo que me refiero es.... ah, dicen que lo más común es sentirse diferente.

    Pero eso sí, todos los adolescentes somos valemadristas, o por lo menos la gran mayoría sí.



    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Saludos, visita mi blog http://tlacotzontli.blogspot.com/ gracias y saludos

    ResponderEliminar
  3. D: No manches... Algo así me está sucediendo, mi adolescencia fue parecida a la tuya, pero en lugar de muchos libros era mucha música y mucho desmadre.

    Últimamente he tenido ganas de hacer todo lo que no hice en esos años [que la neta no están muy atrás, pero entre la uni y la chamba no puedo...]


    Saludos, desde hoy te sigo :D

    ResponderEliminar
  4. Todos los adolescentes en algún momento nos quisimos comer el mundo, ser rebeldes y estar en contra de todo pero nunca nos damos cuenta cuando vamos dejándolo atrás por otras cosas.


    Un abrazo, que bueno que aún conserva a ese adolescente en ti no importa que lo guardes.

    ResponderEliminar
  5. No manches me identifique bien cabrón, cuando era adolescente tambien tenia muchos sueños, y los ovarios bien puestos para luchar, creer, soñar.

    Lo importante es que apesar de los madrazos de la vida todavia vive algo de esa chiquilla en mi, y lo mas esperanzador es que en ti tambien. Esto no se acaba hasta que se acaba. un gran saludo.

    ResponderEliminar
  6. Conservar, de la adolescencia el ímpetu y la pasión, y de la edad la maña y la sabiduría...!!!

    ResponderEliminar
  7. @DVD: Si es característico de un adolescente. Tu que estas en esa etapa lo puedes entender mejor. Saludos!!.

    @Aninimo: Ok lo visito. Saludos.

    @Pancho: ¡Ah! la música, como olvidarlo. Yo también consumí mucha música, y mi adolescencia tampoco esta muy atrás, pero me "volví adulto" y ps ya no puedo hacer tantas loqueras como antes, igual, la uni y la chamba, no me dejan. Saludos...

    @ Malque: ¡Claro que lo conservo, es un yo que no puedo dejar morir!!! Saludos...

    @ Lilith: Que bueno que aun tienes ese espíritu, ojala que nunca lo dejes morir, ese espíritu de lucha es el que nos ayuda a vivir y a llegar a nuestras metas. Saludos!!

    @ Morita: Orale, que buen resumen, de lo dicho, ojala todos aprovecháramos así cada etapa de nuestra vida. Saludos...

    ResponderEliminar