Resistiré!!

Resistiré!!
"Resistiré, y no podrán doblegarme. Resistiré, me han hecho inmune al dolor. Resistiré, me mostraré sin complejos. Resistiré, soportaré su presión!!"

Datos personales

Mi foto
Un ilustre tipo, con ideales, loqueras y utopias, listo para observar, aprender y ser....

viernes

Preguntar por que.

Una de las cosas que me gusta de estudiar una ingeniería, es esa parte que resaltan mucho en la Universidad, la de "entender lo que se hace y por que se hace". En general así debería ser cada persona en todos los aspectos de su vida, desde los mas banales, hasta los mas importantes, pero ¡sorpresa!, sucumbimos a repetir errores, a aceptar imposiciones sociales, y llega un momento de tu vida en que te das cuenta, que has ido repitiendo acciones y haciendo cosas, sin entender exactamente por que son así, o sin reflexionar si esa es la mejor forma de hacerlo o podrías mejorarlo. Bien dice un profe que estudiar una ingeniería debe cambiar tu forma de ver la vida, si no de nada serviría, pero esta regla también es muy general, es mas cada suceso que te pasa, debería cambiar tu forma de ver la vida, de lo contrario no estarías aprendiendo y te estarías condenando a repetir errores y patrones. Y nos ilustraron esta verdad con una historia bastante trivial, pero que lo ilustra muy bien, aquí se las escribo:
"En algún lugar, había una humilde familia, compuesta por el padre, la madre y una única hija. El padre trabajaba mucho, mas sin embargo tenían una vida modesta. Tenían una casa pequeña y por ende solo los muebles esenciales y también pequeños. De vez en cuando les alcanzaba para hacer pescado frito, que era su platillo favorito, asi que la mama se esmeraba en hacerlo muy rico, y la hija siempre se quedaba mirando como mama preparaba el pescado. Noto que mama lo preparaba con cuidado, lo partía a la mitad, le ponía sus ingredientes, lo freía y lo servía.
Paso el tiempo la hija se caso con un hombre de posición acomodada, así que su situación mejoro, su esposo le hizo una casa grande, con los muebles grandes y bonitos. Un día decidió invitar a sus padres a comer, aquel pescado frito que tanto les gustaba. Llegaron sus padres y mientras el padre y el esposo platicaban en la sala, ella y su mamá fueron a la cocina a preparar los alimentos. La mama de pronto vio como su hija partía el pescado a la mitad, así que le pregunto -¿Por que lo partes a la mitad hija?-. A lo que ella respondió -Por que tu me enseñaste a hacerlo así-. La mama replico- Jamas te enseñe a hacer pescado frito- La hija respondió- No mama, pero siempre te vi hacerlo así, y siempre que lo he hecho lo hago de la misma forma que tu-. Y mama dijo- ¡Hija yo lo partía por que mi estufa era tan pequeña, que no podía freír el pescado completo, pero la tuya es muy grande!"
La próxima vez, no duden en preguntar por que!
Buena Vibra!